REFLEXION DE UN GRUPO DE MUJERES DE CIERTA EDAD…

En una charla con un grupo de mujeres de veintitantos a treinta y pico de años surgió el tema de la pareja, la soledad, la fortaleza de la mujer… vale decir todas solteras!
Surgió el comentario de la “no necesidad, al menos de forma aparente y consciente” del otro sexo para protección, fortaleza, seguridad, etc., por tener una misma como mujer ya en sí estas características.
¿Qué ocurre en una persona cuando puede encontrar en sí misma desarrollados ambos aspectos, femeninos y masculinos? Me pregunté…  ¿hermafrodita?, ¿coraza?,  ¿miedo?
En medio de esta charla automáticamente surge a flor de piel el tema (expresado desde la duda, y por qué no el miedo) de la homosexualidad. Creo que ninguna de las involucradas dejó de planteárselo…  mi respuesta negativa frente al lesbianismo es  medio grotesca jajaja pero no quita habérmelo preguntado alguna vez, ¿por qué no?
En medio de la charla, la peli que están proyectando plantea el mismo tema desde la óptica de un hombre… lo que son las coincidencias no?
Qué ocurre a una determinada edad si no tenemos pareja hétero formada?? surge la duda interna y el cuestionamiento desde el exterior de la homosexualidad, será que no estoy en el camino correcto? Por qué nos lo planteamos desde ese lugar? Por qué recién surge la duda a una edad avanzada y que socialmente uno “debería” haber formado pareja estable?
Esta entrada fue publicada en NOTAS PRINCIPALES y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s